30 cosas que he aprendido en 30 años.

¡30 años! Aún me suena increíble pensar que tengo esa edad, lejos de estar abrumada por ello, me siento muy contenta y animada a seguir creciendo durante el camino que queda por delante.

By twenty20photos

A medida que vamos formándonos y convirtiéndonos en adultos, cometemos errores y aciertos, cada uno de ellos deja marca en nuestra vida y nos transforma para bien, o al menos eso es lo que uno espera.

Durante el difícil proceso de quemar etapas con la infancia y la adolescencia para convertirnos en adultos, he aprendido algunas cosas que quisiera compartir con ustedes.

La lista es un poco larga así qué, vayan por un café o un té para acompañar la lectura.

1. La familia es lo más importante:

via GIPHY

Al estar tan lejos de casa y con la diferencia horaria, las comunicaciones con mi familia son valiosas, cada minuto cuenta, cada palabra vale. A medida que vamos creciendo, solemos dar por sentada nuestra relación con ellos. Al llegar a los 30, uno nota el esfuerzo, los sacrificios y el amor incondicional de los padres y parientes cercanos.

No son perfectos, son humanos y con las herramientas que tenían intentaron darnos siempre lo mejor

2. Los amigos también te pueden romper el corazón

via GIPHY

Tenemos la creencia que solo los intereses románticos nos pueden lastimar, y sí, pero a veces creemos que ciertos amigos siempre estarán allí y cuando te fallan, duele más que un desamor

3. Tener buena postura

via GIPHY

Suena obvio, pero ya durar horas trabajando desde la cama no es cómodo, mucho menos estar sentados en cualquier posición. Por fin entendí porque debo tener una buena silla para trabajar y apoyar la espalda para una mejor postura y evitar dolores de espalda, (si a los 30 años los dolores de espalda son reales).

4. No vives de papás fritas

A los 19 años, comer papás a la francesa con salsa de tomate suena como una excelente idea. A los 29- 30 años, no.

No solo por lo poco saludable, también al ir descubriendo nuevas comidas y preparaciones, las papitas ya no suenan tan tentadoras como antes, y no olvidemos que el colesterol y los triglicéridos ya harán parte de las conversaciones.

5. Los buenos amigos, son oro.

Cuando las abuelas decían un amigo es un tesoro, es cierto.

No es fácil mantener una distancia (y menos a kilómetros de distancia y diferencia de horario), pero gracias a la tecnología hoy podemos contar y apoyar a esos amigos que han sido parte de nuestra historia.

6. Tu historia es importante

El mundo está lleno de historias y aventuras, las cosas por las que has tenido que pasar tal vez no sean tan complicadas como las de otras personas, pero eso no quiere decir que no sean igual de válidas. Cada cual lidia sus luchas de la mejor manera posible. Y mereces ser reconocido por tus batallas y cicatrices.

7. ¡Estudiar es maravilloso!

Más allá del beneficio de tener una profesión u ocupación en la que trabajes y puedas vivir, estudiar te da la oportunidad de ser quien quieras ser, implica sacrificio y mucha pasión, por más pequeño que sea el curso, siempre podrás aprender algo nuevo, algo que aportará a tu vida.

via GIPHY

8. ¡Dormir es el secreto de la eterna juventud!

Pase por la etapa de decir: “con 4 horas de sueño quedo perfecta…”.

Y… obvio ¡NO!, a veces llenamos nuestras agendas de tantas tareas por hacer, una más importante que la anterior, y no nos dedicamos a desconectarnos y recargar energías.

via GIPHY

Descansar entre 7 y 8 horas hará una gran diferencia, no solo en tu rendimiento, también en tu piel, tu cabello, tus horarios de comida, tus relaciones interpersonales.

¡TODO MEJORA!, por favor, duerme más.

9. El cuidado de la piel desde joven.

Voy a chicanear un poco… uno de los cumplidos que más recibo es por mi piel, no solo el color bronceado caribeño que tengo por naturaleza (gracias genética), si no por no tener marcas de granos, muy poca grasa y hasta ahora líneas de expresión muy tenues.

Acá el crédito se lo llevan mi mamá y mi abuelita (y mi papá por la genética), que desde siempre me dijeron que cuidara mi piel, que no esperara a la primera arruga para combatirlas.

Recuerdo bien en las épocas de adolescencia, cuando el acné empieza a hacer de las suyas, aprendí a resistir las ganas de molestar esos horribles granos, utilizar tónicos y cremas para mi tipo de piel y mi edad.

Nunca he utilizado mucho maquillaje, pero mi rutina para exfoliar, limpiar, hidratar y refrescar mi piel, es parte de mi secreto, eso y el BLOQUEADOR SOLAR. En mayúsculas porque así debe ser.

10. Ahorrar, ahorrar, AHORRAR

Algo que siempre he escuchado como consejo tanto de mis amigos, libros y expertos en finanzas, es aprender a utilizar Excel y crear un presupuesto mensual de ingresos, gastos y destinar un porcentaje al ahorro.

Les contaré una infidencia, yo no soy muy de utilizar este sistema, siempre digo que el Excel lo llevo en mi cabeza, siempre organizo mis finanzas para que el porcentaje de ahorro sea mayor al de los gastos por gusto. (Acá cuentan los antojos que uno tiene por pendejaditas varias). No es fácil, pero vale la pena.

via GIPHY

11. Aprender a conocerte y vivir con ello.

No solo se trata de identificar las cosas que te gustan, también se trata de conocer tus defectos y trabajar en mejorarlos. También saber cuales son las cosas que estas dispuesto a cambiar y cuales no. Tener confianza en tus creencias y asumir las críticas que ello implique.

via GIPHY

Como costumbre, suena más fácil de lo que es.

12. La apariencia no lo es todo.

Es un cliché decirlo, pero como dice el refrán popular: no debes juzgar un libro por su portada, o la canción de Aterciopelados: “Mira la esencia no las apariencias”. 

Aplica para amigos, pareja, trabajo, objetos, etc…

13. Aprender inglés es fundamental.

via GIPHY

No solo para viajar, también para desenvolverse en el entorno local. En varias ocasiones mientras vivía en Bogotá tuve que ayudar a extranjeros perdidos en la Candelaria, ir a eventos de Networking, asistir a conferencias y seminarios en inglés, e incluso tener entrevistas laborales en este idioma.

¡Por favor!, aprendan inglés (o cualquier otro idioma que les guste), de verdad abre muchas puertas.

14. Viajar alimenta el alma

Tal vez sea mi inclinación artística, pero cada nuevo destino que conozco tiene una particularidad, una esencia que merece ser visitada y apreciada. 

Viajar no solo te permite tomar fotos lindas, te abre las puertas a conocer la historia y cultura de otras personas, su forma de ver el mundo, entender sus comportamientos, su origen.

Cada lugar tiene su magia que espera a ser descubierta, cada esquina tiene una historia que vale la pena ser contada y vivida.

15. La mejor manera de conocer a una persona es cómo interactúa con los demás.

Hace un tiempo conocí una persona a la que consideraba una buena amiga, siempre me hacía reír, me hizo sentir muy cómoda para ir a cine, almorzar o tomar un café. ¡Parecía ser una excelente persona!

Un día, íbamos entrando a un lugar con seguridad y “mi amiga” se saltó el protocolo. Al ser detenida por los muchachos de seguridad, ella se ofusco y los empezó a ofender de tremenda manera.

Le dijo la famosa frase: “usted no sabe quien soy yo”, a lo que los jóvenes, cumpliendo su tarea, no le permitieron entrar hasta que cumpliera con los protocolos de seguridad. A partir de ese día, fui consciente de su verdadera personalidad, de todas esas veces que salimos a almorzar o tomar un café que trato de manera despectiva a las personas que atienden estos negocios.

Al darme cuenta, me empecé a alejar de ella y allí empezaron otros problemas y sacó su verdadero “yo”. Para resumir, resultó que siempre fue una mala persona y que solo fingía ser amable contigo para obtener algo a cambio. ¡Vuelvan al punto 12!

A los 30 años no necesitamos amistades falsas y gente que pretenda ser lo que no es.

via GIPHY

16. No te involucres en los problemas de los demás

Si tu no estas directamente implicado y no puedes solucionar el problema de otra persona, sea tu pareja, amigos o familia. Ofrece tu apoyo, pero no te involucres, a veces terminamos cargando con un problema de alguien más a parte de los propios.

17. No te apegues a las cosas

No creo que necesite explicación, ¿o sí?

18.Podemos aportar un granito de arena al cuidado del planeta.

Dentro de las cosas que podemos controlar de nuestro día a día, está la forma en que consumimos. Sabemos los estragos del cambio climático, la manera en que como especie estamos dilapidando los recursos naturales de la Tierra.

By Sonyachny

También tenemos las herramientas para mitigar estos daños. Todo empieza por nosotros mismos. Podemos encontrar una manera más sostenible para vivir en armonía con nuestro hermoso punto azul al que llamamos hogar.

19. Ser auténtico

Este va muy atado a conocernos y aceptar como somos. Durante mis cortos 30 años de vida, he visto personas que moldean su personalidad según la ocasión y la persona. Personas que juran ser de una manera, pero se comportan de otra.

via GIPHY

Debemos ser congruentes en nuestra forma de pensar y actuar. Imprimir nuestro toque en todo aquello que hagamos, desde que no lastime a nadie más. Destacarnos por nuestras cualidades, ser originales y únicos.

20. Los errores se pagan con plata o con la vida… ojalá siempre sea con plata

Uno de los tan famosos dichos que pasan de generación en generación.

Es normal cometer errores, está bien equivocarse y levantarse. Es imposible no cometerlos, pero ojalá lo más caro que salga sea pagar con dinero y no con algo que comprometa nuestra integridad física o mental.

21. Los 20s son para explorar el mundo

Quemando los últimos cartuchos de mis 20s, debo decir que fueron una época en donde exploré en diversas áreas, viví muchas aventuras que me permitieron formar mi carácter, descubrí nuevas pasiones y talentos, me desencanté de los ideales que tenía sobre muchas cosas y me atreví a llegar a lugares donde nunca me imaginé estar.

via GIPHY

¿Qué si pude hacer más? O ¿Qué si no fue suficiente?, el tiempo lo dirá…

22. Un cambio de carrera no es tan descabellado

via GIPHY

Algo que en definitiva aprendí, es que tomar la decisión de elegir una carrera a los 16 años, cuando aún no conoces bien como funciona el mundo, es un poco irresponsable.

Por eso llegamos a los 30 años con una crisis de saber si lo que estamos haciendo es lo que en realidad queremos hacer por el resto de nuestros días.

Yo hoy en día me estoy encontrando con nuevas facetas de mi carrera, nuevas puertas que me voy a permitir explorar y conocer. ¡La aventura apenas comienza! (Ah… y no es el fin del mundo si decides empezar otra carrera o poner en practica lo que llevas años posponiendo).

23. Hacer amigos si se vuelve más difícil… ¡pero no imposible!

Los tímidos e introvertidos la tenemos un poco más complicada, y si es verdad que a medida que pasa el tiempo nuestro círculo social se va cerrando, tenemos rutinas en donde compartimos con las mismas personas y nos deja con pocas posibilidades de entablar nuevas amistades.

Si bien no es nada malo tener tu grupo de siempre, a veces hace falta encontrar nuevos amigos para explorar otras visiones del mundo. Además, nos permiten salir un poco de la rutina.

24. No existe una prescripción de películas o libros que “DEBAS” leer.

(Aunque a veces uno encuentra ideas de lectura o nuevos cines por ver). Al estudiar y trabajar en el medio audiovisual, es imposible no recibir información sobre películas que debes ver, o juzgar a otros por no leer lo mismo que tú. Y es muy posible que yo haya hecho parte de ese grupo.

via GIPHY

Después de un tiempo, me he dado cuenta que si bien hay joyas de la literatura y del cine, que son importantes. No son del gusto de todo el mundo y nadie dice que eres más o menos por tus gustos artísticos.

25. No puedes cambiar el mundo tú solo

via GIPHY

Así, simple.

26. Hay gente que no soporta tu forma de ser

Y no quiere decir que debas cambiar para agradarles. Somos personas diferentes y debemos convivir con las diferencias individuales, todas las relaciones se basan el respeto que tenemos por esas diferencias. Tú sigue siendo quien eres, recuerda el punto 19.

27. El amor es paciencia

Aplica en parejas, amigos y familia.

28. Aprender a cocinar es la terapia más fácil y deliciosa.

Tuve la ventaja de aprender a cocinar desde muy pequeña. Ya con varios años de experiencia, me siento confiada en mis dotes de cocinera y puedo experimentar nuevos platos y gastronomías. Desde el punto de visa de aficionada.

via GIPHY

No hay nada más relajante después de una ardua jornada que ir a la cocina e intentar una nueva receta, seguro la pasaremos bien y ocuparemos nuestra mente en algo productivo, además de comer algo delicioso.

Si no sabes qué cocinar o crees que no tienes los dotes suficientes en mi cuenta de Instagram @rizos.cafe subo recetas sencillas y deliciosas. Acá también subo recetas para Millennials.

29. Salir de la zona de confort duele

Por eso nos cuesta tanto, pero es un proceso, no debemos darnos tan duro. Paso a paso.

30. La vida apenas comienza

Recuerdo cuando era pequeña que una persona de 30 años parecía ser una persona centrada y ya con la vida resuelta.  Ahora sé que no es el caso para todos, tenemos nuestros ciclos y tiempos.

No debes estar casado, tener hijos, casa, carro, el trabajo de tus sueños con un salario de envidia y haber viajado por el mundo para estar completo a esta edad. ¡Para eso tenemos la vida entera!  ¡Ánimo!

via GIPHY

Vivimos en un mundo tan acelerado, tan lleno de información que es normal sentirse perdido.

Los que iniciamos esta etapa estamos viendo nuevas formas de ver el mundo, el 2020 demostró ser un año para romper paradigmas, que nada está escrito y que siempre podemos aprender cosas nuevas sobre nosotros y el mundo que nos rodea.

¡Hacer este ejercicio me tomó varios meses!, es una buena idea para reflexionar y agradecer por lo recibido durante estos años. ¡Si llegaron hasta acá, son unos duros! ¡Muchas gracias!

¿Ustedes se animan a hacer una lista así?

Cuéntenme en los comentarios algo que hayan aprendido en el 2020 o, ¿qué metas creían que debían tener a los 30 años y que se dieron cuenta que no era cierto?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.