Bogotá

Cosas que extraño de Colombia viviendo en el exterior:

Son dos años viviendo en el exterior, fuera de mi natal Colombia. Son muchas las cosas que extraño, más allá de la familia y amigos, que obviamente son lo que más echo de menos. Colombia está pasando por una situación difícil, compleja y de larga data. Las personas están dejando su vida en las calles por darle voz a los problemas que durante décadas han aquejado a nuestra población. Hoy a miles de kilómetros de distancia, quiero resaltar su lucha y agradecerles por dejar plasmado el dolor de un pueblo que ha sido oprimido desde siempre.

Pero en este post no quiero tocar temas políticos, solo quiero destacar aquellas cosas que me hacen amar a mi país al que tanto extraño y al que espero volver un día, ojalá no muy lejano, cuando las condiciones lo permitan.

Las montañas:

A la gente que no conoce Colombia, le parece muy extraño decirles que en Bogotá no hay playas y que hace frío. La imagen que se tiene en el exterior es de un paraíso de playas extensas y un clima por arriba de los 28ºC, que, si bien tenemos esos paraísos en las costas pacíficas y atlánticas, Bogotá está ubicada en las montañas.

A view of the center of Bogota with the Andes in the background. By envato.

Aquellas hermosas montañas que día a día acogen a todos los colombianos, esas mismas que en los días más fríos se llenan de neblina donde no se puede ver su cima. Las montañas de mi adorada Bogotá, son uno de los paisajes que más extraño ver. 

El jugo de tomate de árbol:

Bueno empecemos porque mis gustos en cuestión de comida colombiana suelen ser bastante polémicos cuando los hago públicos. Si ustedes son del amplio equipo de los que no soportan el jugo de tomate de árbol y creen que no hay nadie en el mundo al que le pueda gustar, pues mucho gusto yo puedo afirmar que si existe una persona que considera que el jugo de tomate de árbol es su favorito y esa soy yo.

By Canva

Para los que me conocen de vieja data, saben que suelo ser un poco quisquillosa con la comida colombiana. Soy probablemente, la única colombiana que no le gusta comer plátano en ninguna presentación y que no soporta el jugo de maracuyá.

Sin embargo, son muchas cosas más que amo y extraño de la comida de mi tierra. Unas buenas hojuelas paisas, un pan de bono con pony malta, una arepa de huevo, unas carimañolas, un pescado en salsa con arroz de coco, un buen sancocho, un delicioso ajiaco casero, y muchos más.

Gracias a algunas tiendas colombianas en Sídney, he podido matar algunos antojos. Además de que en casa siempre se puede preparar arroz con leche, pasteles gloria, tamales o natilla. Aunque no es algo de todos los días.

Para los que no conocen aquí les dejo algunos lugares donde comer comida latina en Sídney.

Las frutas y verduras

Si, tiene que ver con comida también, pero me hace mucha falta poder ir a cualquier tienda o supermercado a comprar bananos, aguacates gigantes, tomates de árbol, lulos, moras, tomar jugos de níspero, de sapote rosado (solo lo he visto en la costa atlántica, en Bogotá se consigue otro sapote) o de guayaba agria. ¡No se imaginan lo difícil que es encontrar algo similar! Es increíble la variedad de frutos que se dan y que extraño de Colombia. Es un paraíso para encontrar frutas de todos los colores y sabores.

By Canva

(A la que no extraño es a la guanábana (les dije, gustos polémicos)).

La familiaridad de las personas:

No sé cual sea el factor que nos haga tan buenos anfitriones, pero una de las cosas que más extraño de Colombia es la familiaridad. Cuando conoces a una persona, por lo general terminas conociendo a sus amigos, primos, papás, perro, gato, ¡y hasta los vecinos! 

By Canva

No es que la gente en el exterior no sea amable ni te abra las puertas de su hogar, simplemente es diferente el modo en que lo hacen y no es tan inmediato como sucede en Colombia. Esa familia extendida, me hace mucha falta.

Los horarios de los negocios:

En Australia, por lo general la mayoría de tiendas y cafés cierran alrededor de las 5 de la tarde, algunas incluso antes. Así que la costumbre de ir a tomarse un café o té después del trabajo, o ir de compras después de esta hora es muy complicado.

Extraño de Colombia poder terminar una jornada laboral o de estudio e ir a tomar un café con los amigos, o ir a un centro comercial a mirar tiendas.

También en algunos restaurantes tienen dos turnos, es decir que abren entre 12:00 a 3:00pm para el almuerzo y luego abren de nuevo a las 5:30/6:00 pm hasta las 9:00/10:00pm para la cena. Si por alguna razón debes almorzar a las 3:00 pm encontrar un restaurante que no sea de comida rápida es un reto.

By Canva

Y ni les cuento si tienen que ir a comprar la cartulina para el día siguiente, por fortuna los Kmart están abiertos hasta las 10:00 pm (los que viven en Australia saben a lo que me refiero).

En mi país es normal encontrar restaurantes abiertos desde las 7:00 am hasta las 10:00 pm, los cafés al menos hasta las 9:00 pm y las tiendas hacía la misma hora.

Extraño muchas cosas de Colombia, pero también soy feliz en Australia:

Durante mis dos años fuera de mi linda Colombia, he aprendido a valorar cada cosa que daba por sentado. Como les dije al inicio, más allá del capital humano, extraño detalles con los que crecí y que siguen siendo parte de lo que soy.

By Lau Bermudez

Agradezco a Australia por acogerme y por permitirme crecer como ser humano. El día que regrese a mi país, espero llegar con más amor y sabiduría para contribuir a que Colombia sea el país que merece ser, por ahora, lo haré desde la distancia.

A ustedes, ¿qué es lo que más les gusta de Colombia? Y para los que viven el exterior ¿qué es lo que más extrañan de nuestro país?

Si quieren saber más sobre Australia y porque terminé al otro lado del mundo les dejo este post.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.