Navidad en julio, una tradición australiana que va tomando fuerza.

La navidad es una de las tradiciones más importantes de los países de mayoría cristiana o que han tenido una fuerte influencia de esta religión. Es habitual reunirse en familia, comer y celebrar este día que es de gran importancia para una buena parte de la población occidental. Normalmente, la navidad se celebra en diciembre, sea el 24 o 25 (dependiendo del país). Pero en Australia hay una fecha más para festejar este día: el 25 de julio.

By Canva

Algunos dicen que esta fecha fue inspirada por una película llamada Christsmas in July, de 1940. Sin embargo, la tradición comienza con los migrantes.

¿En Australia no hay navidad en Diciembre?

Empecemos porque este país fue colonizado por exploradores británicos que esparcieron el cristianismo a lo largo y ancho de este enorme territorio. Por lo tanto, sí, la navidad se celebra el 25 de diciembre como en la mayoría de países. De hecho, es una fiesta nacional que tiene su día festivo y que da inicio a otra tradición muy australiana que es el Boxing Day, celebrado el 26 de diciembre. Pero de ese les cuento en otro post.

Sin embargo, Australia por estar ubicado en el hemisferio sur, tiene una navidad muy diferente a la de los países europeos o norte americanos. Aquí, las estaciones son contrarias, mientras que en Londres y Nueva York es invierno, en Sídney y Perth, estamos en verano. Debido a este cambio de estaciones, la navidad australiana suele ser con temperaturas calientes y húmedas, llegando a las 40ºC o más.

By Canva

Así que durante estas fechas lo acostumbrado es ir a la playa, tomar bebidas refrescantes (en especial cerveza), comer algo ligero y fresco, como la comida de mar o hacer fiestas en una piscina. Lo que sea necesario para estar con la familia y al tiempo poder refrescarse de las altas temperaturas.

¡Pero en julio también es navidad aquí!

Australia es un país lleno de inmigrantes europeos y descendientes de los mismos. En otro post les amplio el tema de la migración a Australia que es bastante interesante.

Al estar tan lejos de casa, estos migrantes quisieron recrear la navidad bajo las condiciones más similares a las de sus países de origen. Para ellos es muy importante recrear esta celebración cuando hay un clima más frío, es decir en el invierno del hemisferio sur que va más o menos desde junio hasta septiembre.

By Canva

Siendo julio, por lo general, el mes más frío de la temporada. Los inmigrantes europeos decidieron festejar la navidad durante este mes, logrando así las condiciones “más similares” a las navidades en el viejo continente.

El primer año que estuve aquí había escuchado algo al respecto, pero no fue si no hasta mi segundo invierno aquí, que pude ver la magnitud de esta celebración en Sídney. Vitrinas decoradas con tema navideño, restaurantes ofreciendo cenas de navidad, almacenes ofreciendo gorros de papá Noel, árboles de navidad y una gran variedad de atuendos, que caracterizan la moda de temporada navideña en los países del hemisferio norte.

By LauB

Pero no es una blanca navidad:

Ni en diciembre ni en julio la navidad llega a ser blanca en toda Australia. Por su posición en el planeta y al no tener muchas montañas, la temperatura no baja mucho en la mayoría del territorio australiano por tal razón no reciben nieve. Son muy pocas las ciudades principales que tienen este fenómeno natural, como Hobart, Canberra y en unas muy pocas ocasiones Melbourne. De resto, algunos pueblos montañosos tienen la oportunidad de vivir una navidad totalmente blanca en julio.

By Canva

A pesar de no haber nieve en las ciudades principales, no es excusa para que los habitantes de Australia viajen a disfrutar unas vacaciones al estilo europeo, esquiando en los parques naturales que se cubren de nieve por esta temporada. Les iba a hacer un post especial para este caso, sin embargo, debido a las nuevas restricciones que hay en Sídney mi viaje a la nieve fue postergado.

Lo más importante es celebrar la navidad en familia

Si bien la navidad en julio es la oportunidad de reconectar un poco con sus raíces para las personas del hemisferio norte, para los demás es una oportunidad ideal de recordar esos sentimientos que evoca esta festividad: el amor, paz y felicidad de estar con nuestros seres queridos.

No importa el día ni el mes, siempre podemos celebrar la navidad desde que estemos con las personas que amamos y hacemos de cualquier lugar del mundo nuestro propio hogar.

Así que, desde este rincón del mundo, donde se celebra navidad en julio, ¡les deseo una muy feliz navidad! Si quieren ver otras festividades australianas les dejo el Mardi Gras y el Año nuevo lunar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *